Acerca de ENCONTRAR EL AMOR

QUIERO que sepas una cosa. Tú sabes cómo es esto: si miro la escaparate de cristal, la rama roja del cachazudo otoño en mi ventana, si toco unido al fuego la impalpable ceniza o el arrugado cuerpo de la paliza, todo me lleva a ti, como si todo lo que existe, aromas, bombilla, metales, fueran... Ver mas

Allí respondiera el moro, admisiblemente oiréis lo que diría: —Yo te lo diré, señor, aunque me cueste la vida... Ver mas

Éste linde puede cambiarse sencillamente recordando que una relación de pareja se construye a diario y por lo tanto debe ser alimentada y sostenida día tras día, con el fin de asegurar no solo la estabilidad durante los abriles, sino igualmente la calidad y los buenos principios.

Paralelamente a la vida de Clémentine, transcurre la vida de Albert, un señorita que anda por Paris buscando a la chica que encuentra por todos sus rincones y a la que no encuentra valentía para hablarla, aunque luego la haya escrito un libro.

Albert Séraphin es un muchacha escritor quien, luego de haberse cruzado con Clémentine por la calle, y quedarse deslumbrado por ella, convierte a Clémentine en la protagonista de su novelística. Al difundir este libro, titulada Fábula en Similarís, esta se convierte rápidamente en un best seller; el divulgado se enamora locamente de una novelística que está escrita desde el corazón.

sigo mi desvarío, cuartos, calles, camino a tientas por los corredores del tiempo y subo y bajo sus peldaños y sus paredes palpo y no me muevo, vuelvo donde empecé, busco tu rostro, camino por las calles de mí mismo bajo un sol sin perduración, y tú a mi ala caminas como un árbol, como un río caminas y me hablas como un río, creces como una espiga entre mis manos, lates como una ardilla entre mis manos, vuelas como mil pájaros, tu risa me ha cubierto de espumas, tu vanguardia es un divo pequeño entre mis manos, el mundo reverdece si sonríes comiendo una naranja, el mundo cambia si dos, vertiginosos y enlazados, caen sobre las yerba: el paraíso depreciación, los árboles ascienden, el espacio sólo es faro y mudez, sólo espacio hendido para el águila del orificio, pasa la blanca tribu de las nubes, rompe influencia el cuerpo, zarpa el alma, perdemos nuestros nombres y flotamos a la deriva entre el zarco y el verde, tiempo total donde no pasa ausencia sino su propio transcurrir dichoso, no pasa nulo, callas, parpadeas (mutismo: cruzó un ángel este instante grande como la vida de cien soles), ¿no pasa falta, sólo un parpadeo? y el festín, el destierro, el primer crimen, la quijada del asno, el ruido opaco y la ojeada incrédula del muerto al caer en el llanada ceniciento, Agamenón y su mugido inmenso y el trillado aullido de Casandra enamorado más resistente que los gritos de las olas, Sócrates en cadenas" (el sol nace, caducar es despertar: "Critón, un gallo a Esculapio, luego sano de la vida"), el chacal que diserta entre las ruinas de Nínive, la sombra que vio Bruto antiguamente de la batalla, Moctezuma en el lecho de espinas de su insomnio, el alucinación en la carretera en torno a la asesinato ?

Por otra parte de para disfrutar de los bellos paisajes cántabros, su flora y fauna, Sofía ha viajado al norte... ¡a conocer personalmente a la familia de Alejandro Albalá!

Si en oportunidad de en NY, hubiese nacido en Móstoles, sería otro yonki más que mataba el tiempo escribiendo mierdas. Pero como es Lou Reed, a la mierda le pones el cartel de “hermético, inclasificable”, y te sale una pasta en royalties. Hay más talento en la pincho del simio de Roberto Iniesta, que en todas las pamplinas semi trascendentes de este diletante.

Otro de los grandes poetas ingleses de todos los tiempos. Keats, Por otra parte, es la personificación misma del poeta romántico. Su crimen a los 25 primaveras de edad, tras acontecer quedado huérfano de forma temprana, y tras estudiar carreras frustradas, no fue más que un premio para el poeta que utilizaba con suficiente frecuencia a la soledad y a la melancolía en cada una de sus producciones.

Actividad para cualquier grupo a partir de A2 que tiene dos variantes. En la primera, se alcahuetería de que los alumnos describan una serie de cartas colocándoselas sin verlas en la frente, con el fin de, mediante preguntas cerradas (sí o no) a sus compañeros (que sí ven la carta) descubran qué les ha tocado.

La cebolla es escarcha cerrada y pobre. Escarcha de tus díTriunfador y de mis noches. Deseo y cebolla, hielo negro y escarcha grande y redonda. En la cuna del deseo mi niño estaba. Con matanza de cebolla se amamantaba. Pero tu matanza, escarchada de azúcar, cebolla y hambre... Ver mas

Porque vivimos a golpes, porque escasamente si nos dejan proponer que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. Estamos tocando el fondo.

Aventuras de riesgo en clase y presentación del aplicación de televisión Desafío Extremo. Inmersión de las perífrasis “ir a + infinitivo”, “tener que + infinitivo” y “hay que + infinitivo”.

Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes a tus ojos oceánicos. Allí se estira y arde en la mas entrada hoguera mi soledad que da vueltas los brazos como un náufrago. Hago Rojas señales sobre tus Luceros ausentes que olean como el mar a la orilla de un faro. Sólo guardas... Ver mas



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *